Lunes 22 de octubre de 2018  

Si no fuera así, así, qué ciudad tan sola

Domingo, febrero 11, 2018
Por Carlos Allo

2014-02-16 07.42.54Los versos de Eladia derrochan una sabiduría urbana que si supiéramos aprovecharla, estaríamos más cerca de ser plácidos buscadores de felicidad que  de ahogarnos en las ansiedades que persiguen satisfacciones que no califican.

La vida de la Ciudad requiere de una vara para equilibrarnos.  Muchas veces escuchamos a personas llenarse la boca de que les gusta vivir en áreas de poco tránsito de vehículos, poco ruido, etc. Pero después, esos mismos son los que mandan volumen al máximo en sus aparatos para escuchar música. O hacen cualquier desarreglo en su vida personal con comidas, van a discotecas seleccionadas para vivir la pujante y moderna vida de agresión pura y enriquecedora que hoy se impone. Y mil etcéteras.

No hace falta mostrarse como el primer trabajador rural (que se levanta cuando aún no hay luz para poder aprovechar el día entero en el campo) ni como un vegano compulsivo, que hasta para el consumo de muebles tiene crítica, por tratarse de una industria que apoya la tala indiscriminada de guatambú y peteribí.

La ciudad muchas veces nos deja señales. Lo importante es aprovecharlas. De ese modo se disfruta mucho mejor la vida urbana. Ni qué decir cuando la señal es dejarte a solas con la Urbe misma: A algunos les da miedo la soledad, pero desde esta ventana nos animamos a afirmar que caminar una Florida cuando no hay absoluta, pero absolutamente nadie, es una experiencia que vale la pena atravesar, sobre todo si la Ciudad nos despierta ese afecto que deriva en la magia habitual entre Urbe y mortal.

Patrimonio emocional de los porteños

Patrimonio emocional de los porteños


Deje un comentario

----
----

Contacto
Política de privacidad

Pruebe Diario 5 como su página de Inicio
©2018 DIARIO 5.
Web asistida por
.
. UA-60658801-1