Viernes 23 de febrero de 2018    

Tu propia Revolución de Mayo

Domingo, mayo 25, 2014
Por Marcelo Zanotti

cabildo1El país cumple hoy 204 años y la conciencia por la integración apenas está naciendo. ¿Esto quiere decir que hay que esperar otros 200 años para ver los resultados? No. Es decir: no, si no queremos. Tenemos en claro que ésta es la etapa de mayor esfuerzo. Todo inicio es sacrificado y muchas veces tedioso. Incluso cuando arranca una historia, los protagonistas ni suelen darse cuenta si es que están haciendo historia.

Aunque no siempre la historia es injusta. A lo mejor, en algún tiempo nos encontraremos con que la comunicación por la inclusión surte buenos efectos. En ese caso, el reconocimiento a los pioneros del rubro deberá incluír a Carlos Mello, cuyo mensaje se viene pregonando desde hace ya suficiente cantidad de años como para que ya se lo premie a los niveles de la Ciudad de Buenos Aires y nacional.

Haciendo un paralelismo entre la Conciencia de Nación (nacida en 1810) y la Conciencia de Integración (de esta época) es como si el aludido periodista viniera trabajando desde la época del Virreinato. Vale la comparación. Los pueblos que no atienden igualitariamente a todos sus ciudadanos viven una forma de colonialismo…

…igual que antes del 25 de Mayo de 1810, pero sin virreyes, sin carruajes pero no sin esclavos. Las personas con discapacidad no atendidas con completud por el Estado y la Sociedad corren el riesgo de quedar rezagadas en sus derechos de ser totalmente libres. No se trata de una esclavitud por sometimiento a otros, sino la clara tendencia contraria: posibles efectos de la desidia, la indiferencia y el abandono.

Por eso -tal como el país- la conciencia integradora atravesará su etapa de crecimiento y de desarrollo. Será seguramente con la ayuda de la ciencia, del diseño, y la tecnología, pero más aún con las nuevas mentes. Sí. Los jóvenes tienen por delante una oportunidad única para moldear la integración y darle un formato definitivo, un formato de inclusión real y para todos.

Parece incomparable, pero es un desafío similar al que tuvieron los hombres de Mayo. Había que construírlo todo y se pusieron en marcha. Insistimos en que la inclusión es la política de estado más importante que se puede encarar. El problema es qué entienden por inclusión los diferentes burros de múltiples ideologías y partidos políticos que acceden al poder con el dinero de los que les piden que los beneficien. Entendemos que cachetearte para que no te enamores de ningún prometedor de ilusiones es nuestra manera de hacer patria, sea 25 de mayo o un domingo cualquiera…

Cuidado con la palabra “Patria”. Andan pronunciándola sin ton ni son, en algunos ámbitos. Lo hacen, como siempre, para que te brillen los ojos de fascinación ante un posible futuro en el que tu país sea la pura energía de los héroes de Mayo. Nadie va a poder frenarte en el impulso, sobre todo si sos joven… menos aún si sos muy joven. Solamente puedo dejarte la recomendación de que te grabes en la retina el rostro de los que prometen lo que vos creés que será, y así, con el recuerdo bien vívido tengas bien claro si fue exacto, parecido o distante el resultado, el día en que las canas te crezcan sin perdón.

Si no tenés escarapela para ponerte hoy, no importa… lo que importa es que lleves una escarapela virtual en cada acto donde de verdad hay que sacar pecho. Exacto: Tu manera de “Hacer patria”… ¿tenés que pelearla para conseguir trabajo? ¿sostener el animo de la familia por un fallecido? Allí, donde otros dicen “hay que poner lo que hay que poner”, ése es el momento de la escarapela. Y te deseamos lo mejor. Si estás en lo peor, realmente te deseamos lo mejor dos veces. Por eso no importan ni el Tedeum, ni si Cristina vuelve a la Catedral, ni siquiera la Fiesta Patria Popular en Plaza de Mayo y te digo más: es seguro que haya locro y empanadas en muchos lugares del país, pero lo importante es tu propia Revolución de Mayo.


Los comentarios están cerrados.


Contacto
Política de privacidad

Pruebe Diario 5 como su página de Inicio
©2018 DIARIO 5.
Web asistida por
.
. UA-60658801-1