Lunes 24 de septiembre de 2018  

Buenos Aires para extranjeros: los cambios económicos de sólo un año

Martes, mayo 15, 2018
Por Redacción Diario 5
Otra forma de ver nuestros cambios económicos: el bolsillo de os extranjeros

Otra forma de ver nuestros cambios económicos: el bolsillo de los extranjeros

Jonathan Look, el famoso aventurero de LifePart, publicó un pequeño compendio llamado Cuánto cuesta vivir en Buenos Aires, Argentina. Fue redactado en mayo de 2017 por Amna Shamim, una escritora / consultora de marketing que dejó atrás Nueva York y ahora sobrevuela el mundo, instalándose en una ciudad diferente cada 1-2 meses. Podemos seguir sus aventuras en su blog, Hobo On The Go y leer sus artículos. La parte del informe que no refiere a cuestiones de dinero, deja una sensación conocida: Buenos Aires enamora. El problema es cuando hay que pagar por ese amor. Y cuánto. Y cuánto más, cuando pasa el tiempo y la inflación corrige todo lo anterior.

Introducción.

¿Quién no ha visto las películas y soñado con pasar tiempo en Buenos Aires? Es como la París de Sudamérica, llena de cultura, buena comida y hermosos edificios. Al igual que la ciudad de Nueva York y Londres, es un crisol de diversas culturas y cocinas. El clima es templado durante todo el año y, a diferencia de muchas otras ciudades capitales en el mundo, es posible disfrutar de la vida en Buenos Aires, en lugar de vivir de la mano a la boca.

Alojamiento

La vivienda casi siempre será su mayor gasto, sin importar dónde viva. Si tiene un DNI (Documento Nacional de Identidad) o un amigo dispuesto a firmar su contrato de alquiler por usted, podrá pagar precios locales y obtener ofertas increíbles en alquiler. Por supuesto, esos apartamentos estarán sin amueblar, así que si está pensando en pasar un mes o algo así en Buenos Aires, será mejor que pague por un lugar un poco más caro pero amueblado.

¿Pero cuanto?

Bueno, depende de si está realizando una reserva a través de Airbnb o con un agente local, dónde quiere vivir y en qué tipo de espacio. Puede pagar desde $ 250 (*1) / mes por una habitación amueblada en San Telmo a $ 1500 (*2) / mes por una habitación en Palermo. Utilidades como agua, gas y WiFi generalmente están incluidas en el alquiler. Si planeas trabajar desde casa, solicita una prueba de velocidad (gratis en speedtest.net) antes de comprometerte con algo. Muchos lugares requieren un mínimo de 3 meses, así que si te vas a quedar por un período más corto, prepárate para pagar una pequeña prima de -al menos- el 10%.

Transporte

El transporte público en Buenos Aires es uno de los mejores que he experimentado en los últimos 2 años y medio de viaje. Es muy barato porque está subsidiado por el gobierno argentino y bastante extenso. Solo hay seis líneas de metro, pero hay docenas de líneas de autobuses que recorren toda la ciudad. Puede ser un poco confuso ya que las líneas de autobús tienen variaciones como 115A y 115B (*3), y a veces se desvían y van en direcciones diferentes. Afortunadamente, los mapas de Google son excelentes para informarle exactamente qué autobús tomar, dónde está su parada y seguirle el camino aunque no esté en línea, así que úselo de manera liberal.

Para poder viajar en los autobuses y metros en Buenos Aires, deberá obtener una tarjeta SUBE, que es como la tarjeta Oyster en Londres o la tarjeta Ventra en Chicago. Una tarjeta SUBE se puede comprar en casi cualquier kiosco por 25 pesos argentinos (alrededor de $ 1.60)(*4) y debe cargarse con crédito. La mayoría de los viajes en autobús y metro costarán entre 6-7.50 pesos (*5) y podrá tener un déficit de hasta 20 pesos antes de que deba recargarse. Esto es realmente útil por la noche o los domingos cuando la mayoría de los quioscos están cerrados (*6).

Los taxis y Ubers también tienen un precio razonable, incluso si viaja largas distancias. Dicho esto, el autobús a menudo será una fracción del costo y es muy fácil de atrapar si vives en un lugar céntrico como Palermo o Recoleta.

Artículos de primera necesidad

No planee comprar ropa, maquillaje o productos electrónicos en Buenos Aires. Se sabe que los lugareños se dirigen a Santiago o Perú o Estados Unidos para hacer sus compras y con razón, ya que los impuestos a la importación fácilmente pueden duplicar el costo de estos artículos.

Los planes prepagos de teléfonos celulares también son bastante caros, ya que la mayoría de ellos le limitan una pequeña cantidad de datos por día (generalmente 30-50 mb) y una vez que revise eso, perderá rápidamente su crédito.

En el lado positivo, las compras son muy razonables y comer en un restaurante local será de unos $ 20 (*7) por persona, suponiendo que haya pedido una bebida o una botella de agua. Muchos restaurantes también tendrán especiales para el almuerzo (llamados menús ejecutivos), así que sea aventurero y aproveche esos.

Lujos

La mayoría de las compras son un lujo aquí, pero se pueden tener experiencias a precios muy asequibles. Puedes ver un espectáculo en el Teatro Colón por tan solo $ 4 o hasta $ 65 por boleto (*8), dependiendo de dónde te gustaría sentarte. Las bodegas de vino de la ciudad ofrecen degustaciones de vinos a las que puede asistir para conocer la producción argentina por entre 20 y 100 dólares, incluido el vino y los aperitivos.

Usted puede comer en restaurantes de carnes de fama mundial o en los mejores restaurantes de Buenos Aires, incluyendo una costosa botella de vino, por alrededor de $ 200 para 2 personas (*9). Hay recorridos a pie gratuitos de la ciudad o puede derrochar y gastar $ 50 en un recorrido en bicicleta por persona.

La atención médica es más cara para los extranjeros que para los locales, pero sigue siendo muy asequible. Visitar a un médico para un chequeo oscilará entre $ 20-50 (*10).

¿Vale la pena vivir en Buenos Aires?

En una palabra: sí. A Buenos Aires le cuesta llegar, está muy lejos de América del Norte y Europa, pero vale la pena el esfuerzo. Es una ciudad vibrante, razonablemente asequible, con mucha cultura y excelentes lugareños. Es lo suficientemente grande como para que no te aburras, pero lo suficientemente pequeño (debido a su sistema de vecindarios) para sentirte hogareño. Pase un poco de tiempo allí y la gente de su tienda de vinos y puesto de productos locales lo reconocerán y conversarán con usted. Y cuando quiera el anonimato, todo lo que tiene que hacer es abandonar su vecindario.

Con su cultura, hermosos edificios y el enfoque del vecindario, me recuerda mucho a París. Las mayores diferencias son el idioma y que los productos parisinos son mucho mejores que los que encontrarás en Buenos Aires. Si busca un lugar con una comunidad de expatriados decente, precios asequibles y excelente vino, Buenos Aires es el lugar al que debe ir.

 


Empecemos a observar lo que quedó caduco y lo que no en las observaciones de Amna Shamim:

(*1)  Ahora, se puede hablar de entre $450.- y

(*2)  $3.200.- por semana.

(*3)  Interesante observación de la falta de inteligencia que tenemos para resolver pequeñas cosas que le complican la vida a las personas y por las que queda demostrado que nadie toma el toro por las astas si primero no se piensa que hacerlo es posible. Es decir, lo que nunca se hace es porque nunca se piensa.

(*4)  Comprar la SUBE no aumentó: sigue a $25.-

(*5)  Ahora, se paga 9,00.- o 9,25 como mínimo, aunque se estableció el sistema de reducción de costo del transporte por cadena de viajes dentro de las dos horas. El promedio de costo de colectivos, subtes trenes y premetros (en el caso de usar la sube para dos viajes o más) podría resultar de un valor similar al de 2017.

(*6)  En 2018 no aumentó el saldo negativo de la SUBE. Si esto no se corrige pronto, estaremos ante otro fuerte caso de BAJA EN LA CALIDAD DE VIDA DE LA POBLACION, ya que, en ella, el transporte público tiene una influencia del 32%.

(*7)  Cuando Anma escribe $20.- por persona para comer sólo pidiendo agua y sin mucha gourmetería, está haciendo referencia al pago en dólares. Confirmado: somos caros en pesos y somos caros en dólares.

(*8)  Eso de los $4.- hacía referencia la localidad de Paraíso en funciones complementarias a la de programación artística general. En la Temporada 2018 del Teatro Colón, para ver la ópera Aída, de Giuseppe Verdi los precios oficiales son: Platea Fila 1 a 14; $ 3.120.- y Platea Fila 15 a 22; $ 2.820,00.-

(*9)  U$S 200.- la cena en un restaurante de lujo para dos personas, por supuesto que es, comparativamente frente a uno de lujo en Niza o Santorini, barato. De todos modos, Amna no se sentó a comer en los verdaderamente más caros de Buenos Aires.

(*10)  Cuando se refería a precios que iban de $20.- a $50.- (hablando en dólares) para consultas médicas y chequeos, la autora no tomó en cuenta los aranceles de hospitales públicos, cuyos valores no se arriman ni por casualidad a los expuestos en la nota. De hecho, según decenas de estadísticas, un 27% de las personas que se atienden en los hospitales del GCBA, gratuitamente y/o con aranceles mínimos, según los insumos médicos necesarios, son extranjeros.

Se puede encontrar a Amna Shamim en Twitter , Facebook , Tumblr e Instagram.


Deje un comentario

   






Las Tapas de diarios de todo el país, todos los días.    






Contacto
Política de privacidad

Pruebe Diario 5 como su página de Inicio
©2018 DIARIO 5.
Web asistida por
.
. UA-60658801-1