Sábado 20 de Enero de 2018    

Buenos Aires en una gran noche

Sábado, noviembre 9, 2013
Por Redacción Diario 5

Foto0199

Como pocas veces, la actividad de sábado por la noche en la Ciudad de Buenos Aires de este sábado 9 de noviembre generó un movimiento callejero múltiple tan inmenso, que sorprende a propios y ajenos, ante la suma de la marcha del orgullo Gay, convocada por la Comunidad Homosexual Argentina y otras agrupaciones, afines en su alzar de banderas reivindicatorias, las fiestas y espectáculos relacionados a este evento, especialmente en el Centro y Palermo, la “Noche de los Museos”, tradicional paseo anual porteño del segundo fin de semana del onceavo mes, la Creamfield en Costanera Sur, el concierto de Ringo Starr en el Luna Park, la manifestación de agrupaciones políticas en la Casa de la Provincia de Córdoba, de la Avenida Callao y todo el cocktail de espectáculos habitual de las calles céntricas.

Desde Plaza de Mayo, militantes y simpatizantes de las organizaciones de gays, lesbianas y trans, se movilizaban en dirección al Congreso alas 20.30 y se cruzaron con una cincuentena de asistentes a una fiesta de gala que eran miovilizados en elegantes vans hacia un hotel de categoría de la calle Carlos Pellegrini. A una cuadra de allí, en la vereda del Edificio del Plata, una botella de cerveza rota es una huella del encuentro de un grupo de motoqueros que partió un rato antes hacia el recital de Carajo en Flores. Av. Corrientes, cerca de las 21 comenzó a combinar travestis cargados de coronas y atavíos brillantes con el público que apuraba su llegada a Extravaganza. Sobre otro sector de la 9 de julio, un enjambre de adolescentes bajaba de colectivos del Metrobús para combinar con el colectivo 2 en la Av Belgrano para acercarse a la Creamfield.

Congreso fue el terreno más cosmopolita: los seguidores de las bandas que tocaban en el frente del Congreso, firmes gfrente al escenario se diferenciaban de algunos participantes de la marcha de orgullo gay que, al avanzar la noche, competían por llamar la atención en los alrededores. A 50 metros de allí, en el acceso a la Cámara de Diputados, sobre la Av. Rivadavia, unas 1.500 personas formaban una ofiuroidea fila para ingresar al Parlamento en el marco de la Noche de los Museos. El flujo incesante de gente por la Avenida Callao no impedía reconocer a un grupo político “acampado” frente a la Casa de la Provincia de Córdoba con una decena de banderas de las que se destacaba la que rezaba “Libertad a los Presos Políticos de Corral de Bustos”.

Mucha bocina de autos por todas partes pero, en general, todo muy ordenado, y sin incidentes -por lo menos durante las horas de mayor gentío- con los locales gastronómicos en una noche en la que quejarse podría ser considerado codicia. Hay que tomar en cuenta que el público que salió esta noche a “copar” el centro porteño estaría catalogado de ABC1, tomando en cuenta que ver a Ringo Starr es una fiesta no tanto para adolescentes gasoleros o los asistentes a la Noche de los Museos que, como sucedió en años anteriores, sabe que las caminatas y visitas abren el apetito.

Sumemos a esto que la fecha del mes lo puede encontrar al asalariado mejor parado que un día 27, los que nos tomamos un momento para mirar a nuestros conciudadanos cuando salen de esparcimiento y diversión, tuvimos un buen momento esta noche. Apenas una observación: la noche del 9 al 10 de noviembre, en épocas de mayor conciencia del ser nacional, se le daba un poco de pelota al Día de la Tradición, mientras que esta noche, en un saludo entre militantes se escuchó clarito: “Estabas divina, el otro día, en el Halloween de Amerika”. Quévacé.

Carlos Allo

 

 


Los comentarios están cerrados.


Contacto
Política de privacidad

Pruebe Diario 5 como su página de Inicio
©2018 DIARIO 5.
Web asistida por
.
. UA-60658801-1