Viernes 25 de mayo de 2018    

La Defensoría recibe cada vez más reclamos por roturas de veredas

Martes, agosto 15, 2017
Por Redacción Diario 5

Típica hilera de baldosas rotas por trabajos de distribuidoras de electricidad.

Una nueva intimación a Edesur para que repare las veredas destruidas por las reparaciones de líneas eléctricas subterráneas, fue emitida por la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, con recomendación a controlar y fiscalizar a todas las empresas que realizan cualquier tipo de apertura en la vía pública y verificar que los cierres definitivos realizados con el material adecuado y de buena calidad,en tiempo y forma. También recomienda a la Dirección General de Fiscalización del Espacio Público que ante incumplimientos comprobados se establezcan las sanciones correspondientes.

La otra recomendación de la Defensoría le fue enviada al Ente de Mantenimiento Urbano Integral, con la intención de que “observe las obras que llevan a cabo las empresas y asegure una buena conformación y conservación de las veredas”. En el texto se destaca que “las empresas prestadoras de servicios que realizan trabajos en la vía pública deben cumplir con las exigencias normativas ineludibles, que implican ejercer su actividad comercial en armonía con los derechos elementales de las personas de transitar por los espacios públicos y de mantener indemne su integridad física”.

La empresa intimada, en este caso es Edesur, mientras que no hay que perder de vista el accionar de su empresa hermana, Edenor, cuyo avasallamiento de veredas no se realiza sólo en el área en la que le corresponde dar servicio de electricidad, sino también en los barrios que son cubiertos por Edesur. Se trata, específicamente, de la larguísima línea de alimentación de electricidad originada en Costanera Sur (la vieja planta de SeGBA) con destino a la zona norte de la Ciudad de Buenos Aires y del AMBA, Este cableado cruza, entre otros, los barrios de San Telmo, Monserrat, San Cristóbal, Balvanera y Almagro, a los que se les rompió, para que se pudiera pasar esos cables bajo tierra, centenares de cuadras con veredas, cuyo arreglo final generó demasiadas insatisfacciones.

De todos modos, siempre considerando dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios, cuando se trata de pelear a través de la Defensoría, también hay que estimularlos, porque no todos nos levantamos cada mañana “como para ir a cabalgar con Botafogo”, con lo que pretendemos remarcar que a la misma institución hay que -cada tanto- cachetearla para que movilice sus pedidos.

El 0800 999 3722 se muestra siempre disponible y, ahora sin lupa, sabemos que se trata de una de las herramientas con las que cuenta la ciudadanía para intentar destrabar algunos problemas que podrían generar demoras para su tratamiento, si se los hace llegar directamente a los organismos comunales o del propio GCBA. Como en todos los casos de defensorías, sus autoridades nunca deben depender del Poder Ejecutivo del distrito en cuestión, por lo que es habitual encontrar un/a Defensor/a del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires de extracción política opositora, por lo que la combinación Defensoría + BA Elige, tiene que resultar, a 17 años de iniciado el tercer milenio, un tandem imbatible para que los ciudadanos encontremos rápidas soluciones a tantyos problemas que surgen en una ciudad tan grande.

 

 

Asimismo, recomendó a la  que
Por último, solicitó
En la recomendación elaborada por la Defensoría, se destaca que
Por esa razón, se señala que Edesur debe realizar los cierres definitivos conforme lo estrictamente regulado por la legislación local y que la omisión de reparar las veredas bajo las modalidades estipuladas y dentro de los plazos prescriptos representa una conducta no tolerada por el ordenamiento vigente.
En ese sentido, el texto de la resolución subraya que la ejecución de las aperturas en la vía pública destinadas a mejorar la prestación de servicios no debería generar impactos negativos en los habitantes de la ciudad, sino representar una intervención usual y habitual que no afecte la transitabilidad de los vecinos ni perjudique su integridad física.
Además, la Defensoría advirtió que el Gobierno porteño tiene el deber de mantener en perfecto estado de conservación y mantenimiento las veredas y calles de la ciudad


Deje un comentario


Contacto
Política de privacidad

Pruebe Diario 5 como su página de Inicio
©2018 DIARIO 5.
Web asistida por
.
. UA-60658801-1