Viernes 25 de mayo de 2018    

Los tiempos de obra en etapas de campaña

Martes, julio 4, 2017
Por Redacción Diario 5
Canteros en las rejas de esquinas de avenida con avenida

Canteros en las rejas de esquinas de avenida con avenida

Si lo que se pretende es ganar la atención del votante en tiempos previos a las elecciones tratando de generar una recordación de las obras realizadas por un determinado gobierno, valdrá la pena dejar terminado el trabajo e instalar en el lugar un cartel que indique que en el último año “trabajamos para la comunidad” o cualquiera frase parecida (con toda la habitual papada política que se suele agregar) y no estirar las obras de tal manera que el único cartel que tenga validez durante meses en un cierto lugar sea el que reza: “ disculpe las molestias”.

Es que la cantidad de veredas sin terminar que durante estos días hay en la Ciudad de Buenos Aires, por el solo hecho de que se busque recordar que están trabajando para beneficio de los habitantes y de la comunidad toda, es excesiva y los exagerados tiempos para su culminación y remate realmente pasaba a transformarse en papelones.

Las obras tardan bastante más de lo que cualquiera estimaría como plazo medio.

Las obras tardan bastante más de lo que cualquiera estimaría como plazo medio.

No es que esto sea asignable exclusivamente a las obras callejeras de la Ciudad de Buenos Aires. Sucede en los municipios de la GBA, en los del interior de la provincia, sus calles, sus rutas, sus parques, sus instalaciones estatales, todo lugar visible que pueda generar un impacto visual sobre el futuro votante a pocos meses (en la medida de lo posible, pocos días) del acto electoral. Es, lamentablemente, parte del famosísimo folklore de la política.

Como una cosa no quita la otra, observamos unos hermosos canteros que serán ubicados en las ochavas de las esquinas entre avenidas, en las que especialmente se hace necesario correr la senda peatonal unos metros después de que el tránsito a haya doblado tras venía circulando por la avenida anterior. El viejo enrejado que indicaba al peatón que debe caminar algunos metros para encontrarse con el punto exacto de cruce, ahora se verá embellecido. Se beneficiarán mucho las organizaciones gastronómicas que tengan mesas en la vereda cuando se trate de estar ubicadas en este tipo de esquinas.


Deje un comentario


Contacto
Política de privacidad

Pruebe Diario 5 como su página de Inicio
©2018 DIARIO 5.
Web asistida por
.
. UA-60658801-1