Lunes 26 de Junio de 2017    

De cómo algunos extranjeros entienden el uso del “Che”

Viernes, junio 16, 2017
Por Redacción Diario 5
Nos estudian las costumbres

Nos estudian las costumbres

Es francesa, se llama Orianne y publicó, hace unos años, una interesante serie de relatos con el nombre de “Mi vida Porteña”, con todos los detalles referidos a la adaptación en cuanto a costumbres de nuestra ciudad. No obstante, algo muy gracioso es cómo un extranjero comienza a entender el uso de la expresión “Che”. Vamos con él.Antes de comenzar su relato, la cronista incorpora una pequeña versión de la más famosa fotografía de Ernesto Guevara. Y arranca.

 

Es una farsa (lo de la imagen). No voy a hablar del Che Guevara y su imagen usada con fines capitalistas para una audiencia de personas predominantemente joven con ganas de llevar camisetas rebeldes y revolucionarias. No es ésa la tarea.

Original

Original

Los argentinos dicen todo el tiempo “che”. No porque Ernesto “Che” Guevara fuese argentino y quieran honrar la memoria nacional a cada frase. Es a la inversa: Guevara era argentino, él decía “che”, como todos sus compatriotas y América Latina lo llamó “el Che”. 

Che puede significar “eh, eh, pffffff, aaahhh”, según la entonación y la posición en la oración (tanta precisión y conciencia periodística… estoy sorprendida de mí misma). Lo más simple es dar algunos ejemplos:

Por lo general se le pregunta a alguien: “Che, Cora, ¿puedes pasarme la sal?”. Otra: “Cheee !!! (gran sonrisa) ¿Cómo estás ahora?” “Che, vamos a tomar algo mañana?” 

– También existen usos a modo de pregunta, para enojarse, como queja, (en todos los casos anteriores, “arrastre” hacia fuera): “cheeeeee Mira qué bonito es!”.También: “Cheee, loco! qué onda? es una forma de estar pendiente de lo que hará el otro a la hora de salir. Después está la fórmula:  “Cheeeeeeee (arrastrando un suspiro de el aburrimiento) Quiero hacer mi e-learning excel, me ayudás? “

– Se utiliza bastante (al menos yo lo hago) una versión del “che” para apoyar una afirmación: “Esto no es tan difícil, che…” 

– También puede caber en cualquier ocasión, al comienzo de cualquier frase. El Che es el comodín, funciona todo el tiempo. E incluso si no funciona, los argentinos están tan acostumbrados a decirlo y oirlo que no se dan cuenta. Nunca son suficientes las formas de estudiarlo. Siempre hay nuevos usos.

Fuente


Deje un comentario


Contacto
Política de privacidad

Pruebe Diario 5 como su página de Inicio
©2017 DIARIO 5.
Web asistida por
.
. UA-60658801-1